La economía de los servidores podría cambiar pronto